Finca familiar que data de 1856, ha ido pasando de generación en generación de agricultores.

Paraje excepcional situado a 580 metros de altitud. En esta finca se cultivan unas 11 hectáreas de viña y otras tantas de olivos centenarios de la variedad Empeltre.
Las primeras cepas se plantaron en el año 1998. El 35% de la viña es de Garnacha Peluda.
Suelos pobres en materia orgánica y de naturaleza arcilloso-calcárea.
La vegetación espontánea se compone de pinos, encinas, romero y tomillo.
El clima es mediterráneo con influencia continental, de pluviometría escasa y con una abundante insolación, con grandes contrastes de temperatura entre el día y la noche en época de maduración.
Todo ello permite producciones moderadas y de una excelente calidad.

FOTOS DEL VIÑEDO